Skip to content

¿Un molido específico para cada tipo de cafetera?

¿Un molido específico para cada tipo de cafetera?

El café es una de las bebidas calientes más tomadas en todo el mundo. Se le brinda a la visita, se acompaña con algún postre y después de la comida; prácticamente cualquier hora y excusa es propicia para tomar café. Hay amantes del café exigentes, mientras que otros se conforman con el café más sencillo, sin embargo, todos disfrutamos del buen aroma y de ese sabor particularmente amargo. 

Un experto cafetero conoce que el punto crucial que determina la excelencia de esta bebida es el molido del café. Si es calidad lo que buscamos, es hora de tener un molinillo en casa, ya que según el tipo de café a preparar se necesitará un grosor de molido específico. 

Lee este artículo y aprende más sobre por qué el grosor del grano es importante.  

El molido necesario para cafeteras express

Los cafés espressos tienen características muy específicas que van muy de la mano con el proceso de extracción que se realiza en la cafetera espress. Para preparar el espresso, se debe extraer el máximo aroma en un período de tiempo entre 25 a 30 segundos. Esto quiere decir que el molido del grano debe ser extremadamente fino, casi un polvillo.

El molido necesario para cafeteras italianas

Estas cafeteras que también se conocen por el nombre de moka, pueden emplearse en la preparación de espressos, aunque difieren grandemente de una cafetera espress, especialmente en su funcionamiento. 

Las moka son la representación de preparar espressos de manera manual y un poco más artesanal, por lo tanto, el grosor del grano molido requerido es distinto, se necesita fino pero no al punto de polvillo, ya que se corre el riesgo de obtener un sabor extremadamente amargo. 

El molido necesario para cafeteras de goteo

La pieza fundamental de este tipo de máquina es un filtro, por lo que se hace necesario que el molido del grano sea medianamente grueso, aunque esta medida de grosor puede variar según el tipo de filtro que esté empleando la cafetera. 

En las cafeteras de goteo es aún más relevante prestarle atención al molido del grano. Si, por ejemplo, estuviésemos usando un filtro de tela y el molido estuviera ligeramente más grueso que lo necesario, es probable que la colada pasara prácticamente sin haber catado el café, se perdería por completo el aroma y se estaría extrayendo un café en extremo débil. 

El molido necesario para cafeteras de émbolo

La manera de preparar café en una prensa francesa es muy especial y es por eso que se obtiene un café sumamente aromático. Con este método se deja que el agua caliente se mantenga remojando los granos del café por un período específico de tiempo. Por esta razón, el grosor de la molienda debe ser grueso. 

Conclusión

Para aprovechar al máximo las características únicas de la cafetera que estemos empleando, es necesario conocer sus requerimientos en cuanto a la molienda se refiere. Queda claro que es de suma importancia utilizar el grosor adecuado de café para obtener una bebida de calidad. 

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
X
X