Skip to content

3 preguntas clave sobre la cafetera expres

3 preguntas clave sobre la cafetera expres

Si nuestra bebida caliente favorita es el café, más de una vez nos hemos planteado adquirir una cafetera express. Antes de hacer una inversión, debemos saber si nos conviene o no y, por lo general, los usuarios de este tipo de máquinas saben muy poco sobre su funcionamiento y sus características. 

Ya sea que nos decidamos a comprarla o que la hayamos obtenido en forma de obsequio, nos corresponde aprender lo oportuno para sacarle el máximo provecho y poder disfrutar de un exquisito café, en todas las variantes de su preparación. Continúa leyendo los aspectos más fundamentales que debes conocer sobre tu cafetera express. 

Tengo una cafetera express y no sé cómo se usa

La palabra “espresso” proviene del idioma italiano y se puede traducir como “hecho al instante”, lo que nos da una idea aproximada de por qué estas cafeteras llevan este nombre. La característica especial de este tipo de máquinas es precisamente la rapidez con la que se puede preparar el café.

Para usar correctamente una cafetera express, se debe colocar el café molido del grosor adecuado en el filtro y prensarlo con la presión idónea, exacta, justa en su medida. Si el café no está lo suficientemente compactado, va a quedar de consistencia floja. Por el contrario, si está muy compactado, quedará muy espeso. 

¿Qué características debe tener el café que uso en mi cafetera express?

Como se mencionó anteriormente, es imperativo que la molienda del grano sea fina, que parezca casi un polvillo. Por otro lado, una característica importante es que el tostado del café debe ser natural y un poco más oscuro que el que se utilizaría normalmente para cafeteras de goteo o filtro. 

¿Qué debe tener mi cafetera express para considerarla de buena calidad?

Desafortunadamente, en la vida no existe lo absolutamente bueno ni lo absolutamente malo. Más bien, dependerá de los estándares que cada uno establezca y si el producto satisface la totalidad de nuestras necesidades. Por esta razón, conviene saber qué es lo que en realidad buscamos en nuestra cafetera. 

Hay un par de preguntas que nos pueden ayudar a dilucidar cuál es la que mejor se adapta a nuestros propósitos. Si, por ejemplo, nos gusta más hacer lattes y capuccinos, definitivamente tendríamos que comprar una cafetera que tenga añadido un tubo vaporizador profesional. 

Si, por el contrario, el espacio es reducido en nuestro hogar, no vamos a necesitar comprar una máquina automática, que generalmente ocupa mayor volumen. Así mismo, si no distinguimos entre un café recién molido y uno que no lo está, podemos prescindir de una máquina que tenga molinillo incluido. 

Si te consideras experto en el arte del barismo, podrás sacarle provecho a una máquina semiautomática. En cambio, si solo posees conocimientos básicos, es muy probable que una cafetera manual se ajuste mejor a tus necesidades. 

Conclusión

No solo debemos conocer a fondo nuestra cafetera, sino todos los aparatos electrodomésticos de nuestro hogar. De tal manera, sabremos utilizar todas las funciones con las que vienen integrados y, por lo tanto, van a ser utilizables durante largo tiempo. 

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
X
X